Hechos reales

Venados zombis en Estados Unidos

Desde comienzos del 2019, se comenzaron a hacer virales vídeos donde se pueden apreciar a distintos ciervos (principalmente en Estados Unidos y Canadá) luciendo más delgados de lo habitual, con la mirada pérdida y comportamiento agresivo, además de mostrarse menos temerosos con la presencia de una o varias personas (motivo por el cual la gente comenzó a llamarlos “venados zombis”).

¿Qué es CWD?

De acuerdo con expertos, la “enfermedad zombi” o “enfermedad de caquexia crónica (CWD con sus siglas en inglés) es enfermedad neurodegenerativa que ataca el cerebro, la médula espinal y otros tejidos en venados. Los síntomas más evidentes no suelen presentarse de inmediato, de hecho, pueden tardar un año en presentarse.

Dicha enfermedad no es nueva; desde la década de los 60 se han registrado casos en granjas de Colorado y el sur de Wyoming y en la actualidad, se cree que, se encuentra expandido a la mitad de los estados de la Unión Americana.

Esta enfermedad crónica que transforma a los venados en zombis es siempre mortal, por lo que la medida obligada a tomar para los cazadores de Nevada a sido someter a los cadáveres de sus presas de venados, ciervos y alces a inspecciones para descartar la presencia de la enfermedad.

¿Los humanos pueden tener CWD?

Pese a que nunca se han reportado casos en humanos desde su descubrimiento en 1967, un equipo de investigadores canadienses ha expresado su preocupación sobre la posibilidad de que la caquexia crónica pueda transmitirse a humanos. Después de todo, esta hipótesis no es tan descabellada, puesto que científicos canadienses han demostrado que su transmisión sí es posible en primates.

Aún con las medidas tomadas, se sabe que no todos los cazadores toman sus precauciones. ¿Has pensado en la posibilidad de haber ingerido carne de venados zombis? ¿Te encuentras listo para una posible y futura apocalipsis zombi?

¿Te gustaría saber más hechos reales de terror? Visita la sección de “Historias” en la página.

Comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *